El Nacimiento de la Tierra

La Tierra y su atmósfera se modifican continuamente.

La tectónica de placas desplaza los continentes, levanta montañas y mueve el fondo del océano, mientras que los procesos que no se comprenden completamente alteran el clima.

Este cambio constante ha caracterizado a la Tierra desde sus inicios hace unos 4.500millones de años.

Posteriormente al Nacimiento de la Tierra, el calor y la gravedad dieron forma a la evolución del planeta hasta el día de hoy.

A estas fuerzas se unieron gradualmente los efectos globales del surgimiento de la vida.

Explorar este pasado nos ofrece la única posibilidad de comprender el origen de la vida y, quizás, su futuro.

El Nacimiento de la Tierra y Su Formación

Básicamente, los científicos han determinado que hace varios miles de millones de años nuestro Sistema Solar no era más que una nube de partículas de polvo frío que se arremolinaban en el espacio vacío.

Esta nube de gas y polvo fue perturbada, quizás por la explosión de una estrella cercana (una supernova), y la nube de gas y polvo comenzó a colapsar cuando la gravedad juntó todo, formando una nebulosa solar, un enorme disco giratorio.

Mientras giraba, el disco se separó en anillos y el movimiento furioso hizo que las partículas se pusieran al rojo vivo.

El centro del disco se acrecentó para convertirse en el Sol, y las partículas de los anillos exteriores se convirtieron en grandes bolas ardientes de gas y líquido fundido que se enfriaron y condensaron para tomar forma sólida.

Hace unos 4.500 millones de años, comenzaron a convertirse en los planetas que conocemos hoy como Tierra, Marte, Venus, Mercurio y los planetas exteriores.

La primera era en la que existió la Tierra es lo que se conoce como el Hadean Eon.

Este nombre proviene de la palabra griega «Hades» (inframundo), que se refiere a la condición del planeta en ese momento.

Esto consistía en que la superficie de la Tierra estaba bajo un bombardeo continuo de meteoritos y un intenso vulcanismo, que se cree que fue severo debido al gran flujo de calor y al gradiente geotérmico que data de esta época.

¿Te ha gustado la web El Nacimiento de la Tierra?. Pulsa en Compartir. Gracias

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba